EMAS - TQ Consultors

Awesome Image

Norma EMAS de Sistemas de Gestión Ambiental

La norma EMAS (Eco-Management and Audit Scheme o Reglamento Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría) es una reglamentación de la Unión Europea que está directamente relacionada con los Sistemas de Gestión Ambiental, así como con la norma ISO 14001, que es un estándar internacional que establece los requisitos necesarios para implantar un sistema de gestión ambiental en una empresa. El objetivo principal de la norma EMAS es asegurar que una empresa cumpla con la legislación de la Comunidad  Europea de gestión ambiental, desarrollando una política basada en acciones que favorezcan la preservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible, tal y como está estipulado en el Tratado de la Unión Europea. Tal y como reconoce el propio reglamento EMAS, son las empresas las que deben tener su propia responsabilidad respecto a la gestión del impacto ambiental que puedan generar sus actividades, servicios o productos, y para ello deben seguir las siguientes recomendaciones:
  • - Tomar un enfoque activo.
  • - Deben prevenir, minimizar y eliminar actividades que provoquen contaminación.
  • - Garantizar la buena gestión de recursos.
  • - Utilizar tecnologías respetuosas con el medio ambiente.
Para llevar a cabo las normas EMAS, lo más recomendable es implantar un sistema de gestión ambiental, de manera efectiva:
  • - Implantar una política ambiental.
  • - Establecer una serie de objetivos a cumplir.
  • - Programas.
  • - Ofrecer información a las personas interesadas.
  • - Llevar a cabo un proceso de mejora continua.

Diferencias entre la norma EMAS y la ISO 14001

La ISO 14001 es una norma internacional que se puede aplicar en empresas de todo el mundo, mientras que la norma EMAS únicamente puede ser aplicada por empresas pertenecientes a alguno de los estados miembros de la Unión Europea. Para implantar la norma EMAS es necesario realizar una revisión ambiental, mientras que la norma ISO 14001 únicamente sugiere llevar a cabo una revisión inicial para el desarrollo de un sistema de gestión ambiental. Por otro lado, el reglamento EMAS hace obligatoria la realización de una declaración ambiental previa, disponible para todas las personas que deseen acceder a ella. En la norma ISO, al contrario, no es necesario realizar ninguna declaración ambiental.